El acoso y los jóvenes con discapacidades y necesidades de salud especiales

Los niños con discapacidades, tanto físicas como de desarrollo, intelectuales, emocionales o sensoriales, tienen mayor riesgo de ser acosados. Una cantidad indeterminada de factores (vulnerabilidad física, desafíos de habilidades sociales o entornos intolerantes) pueden aumentar el riesgo. Las investigaciones sugieren que algunos niños con discapacidades también pueden acosar a otros.

Los niños con necesidades de salud especiales, como la epilepsia o las alergias a los alimentos, también pueden tener mayor riesgo de ser acosados. El acoso escolar puede incluir burlas a los niños por sus alergias o exposición a las cosas a las que son alérgicos. En estos casos, el acoso no solo es grave, es una cuestión de vida o muerte.

Cómo crear un entorno seguro para jóvenes con discapacidades

Al tratar el tema del acoso de jóvenes con discapacidades deben tomarse ciertas consideraciones especiales. Existen recursos para ayudar a los niños con discapacidades que son víctimas del acoso o que acosan a otros. Los jóvenes con discapacidades muchas veces cuentan con programas de educación individuales (IEP) o planes de la sección 504 que pueden resultar útiles para desarrollar un enfoque especial para la prevención y la respuesta ante el acoso. Estos planes pueden proporcionar servicios adicionales en caso de ser necesario. Por otra parte, las leyes de derechos civiles también protegen a los alumnos con discapacidades contra el acoso.

Cómo crear un entrono seguro para los jóvenes con necesidades de salud especiales

Los jóvenes con necesidades de salud especiales (como la diabetes que debe ser regulada con insulina, las alergias a los alimentos o la epilepsia) pueden requerir de instalaciones en la escuela. En estos casos, no requieren un programa de educación individual o plan de sección 504. Sin embargo, las escuelas pueden proteger a los estudiantes con necesidades de salud especiales contra el acoso y los peligros relacionados. Si un niño con necesidades de salud especiales tiene una reacción médica, los maestros deben tratar la situación médica primero antes de responder al acoso. Educar a los niños y a los maestros sobre las necesidades de salud especiales de los alumnos y los peligros asociados con ciertas acciones y exposiciones puede ayudar a mantener a los niños seguros.

Leyes federales de derechos civiles y jóvenes con discapacidades

Cuando se acosa a un niño por su discapacidad establecida y se crea un ambiente hostil en la escuela, una conducta de acoso puede cruzar la línea y convertirse en "hostigamiento a personas con discapacidades". Conforme a la sección 504 de la Ley de Rehabilitación de 1973 y el Título II de la Ley para Estadounidenses con Discapacidades de 1990, la escuela debe abordar el hostigamiento. Leer más acerca de las leyes federales de derechos civiles.

Recursos adicionales