Bandera de los EE. UU.

Un sitio web oficial del gobierno de EE. UU.

Punto gov

Los sitios web oficiales usan .gov

Un sitio web .gov pertenece a una organización gubernamental oficial de los Estados Unidos.

Https

Los sitios web .gov seguros usan HTTPS

Un candado () o https:// significa que está conectado de manera segura al sitio web .gov. Comparta información sensible únicamente en los sitios web oficiales seguros.

Sendero de navegación

  1. Inicio
  2. Cómo prevenir el acoso
  3. Ayude a los niños a desarrollar resiliencia

Ayude a los niños a desarrollar resiliencia

La resiliencia es la capacidad de superar dificultades importantes y adaptarse bien cuando se enfrenta a experiencias adversas. Además de ser una característica o rasgo personal (p. ej., "ella es resiliente"), también se refiere al proceso de superar amenazas, dificultades y traumas. Ser resiliente es el resultado de ese proceso.

Los niños y jóvenes que sufren experiencias adversas durante la infancia (ACE, por sus siglas en inglés), como violencia doméstica o de vecinos, abuso, pobreza, pérdida de un padre y acoso, pueden experimentar efectos negativos duraderos. Esto aplica esencialmente si su resiliencia es baja.

La resiliencia de una persona puede cambiar con el tiempo. Los niños pueden ser más o menos resilientes cuando se enfrentan a un trauma nuevo o a la falta de apoyo. Los padres y cuidadores pueden ayudarlos a desarrollar resiliencia  al fortalecer los factores protectores que les dan amparo y apoyo cuando experimentan dificultades o riesgos. Según la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Drogas (SAMHSA, por sus siglas en inglés), existen tres factores protectores que contribuyen en gran medida a la resiliencia infantil:

  • Relaciones con adultos comprensivos
  • Desarrollo cognitivo/habilidades para resolver problemas
  • Autorregulación

Los niños y jóvenes con estos factores protectores pueden ser más resilientes que otros que enfrentan ACE similares y carecen de ellos. Los padres y cuidadores los ayudan a desarrollar resiliencia cuando:

  • Pasan tiempo con sus hijos
  • Brindan una guía y estructura consistentes
  • Son conscientes de la ubicación y las actividades de sus hijos
  • Ofrecen un apoyo emocional cálido a sus hijos

10 maneras en que los padres y cuidadores pueden ayudar a sus hijos a desarrollar resiliencia

Estos son algunas maneras en que los padres y cuidadores pueden ayudar a sus hijos y familia a ser más resilientes. Algunas requieren de esfuerzo, pero vale la pena el sacrificio. Si usted es padre o cuidador, puede hacer lo siguiente:

  1. Establecer metas familiares y hacer que los niños desempeñen una función importante para lograrlas.
  2. Cuando su hijo esté defensivo o agresivo, ayúdelo a reflexionar sobre la situación y comprender qué causa ese comportamiento. Es posible que los niños no cuenten con las habilidades para manejar la situación. Seguramente necesiten ayuda. Ayúdelos a desarrollar las habilidades para responder de mejor manera en el futuro.
  3. Practicar juegos de rol sobre cómo lidiar con distintos problemas. Esto ayuda a que los niños desarrollen maneras de lidiar con sus desafíos.
  4. Demostrar coraje y optimismo a la hora de enfrentar desafíos familiares.
  5. Trabajar para resolver problemas juntos.
  6. Enseñarles a sus hijos cómo lidiar con el estrés. Puede ser útil participar en actividades de bienestar juntos, como hacer actividad física o cocinar saludable.
  7. Encontrar a alguien (un tutor, mentor o consejero escolar) que ayude a su hijo a mejorar habilidades académicas y de la vida específicas.
  8. Ser voluntarios juntos para ayudar a otras personas con necesidades.
  9. Hablar con su hijo sobre desafíos pasados y cómo le ayudaron a crecer.
  10. Ayudar a su hijo a encontrar soluciones prácticas para resolver los problemas que surjan.

Con el apoyo de los padres y cuidadores, un niño puede desarrollar resiliencia, lo que le ayudará a lidiar con experiencias difíciles, cuando surjan, como el acoso.

Fecha de la última modificación