Bandera de los EE. UU.

Un sitio web oficial del gobierno de EE. UU.

Punto gov

Los sitios web oficiales usan .gov

Un sitio web .gov pertenece a una organización gubernamental oficial de los Estados Unidos.

Https

Los sitios web .gov seguros usan HTTPS

Un candado () o https:// significa que está conectado de manera segura al sitio web .gov. Comparta información sensible únicamente en los sitios web oficiales seguros.

Sendero de navegación

  1. Inicio
  2. Acoso y trauma

Acoso y trauma

El acoso puede tener efectos duraderos en las personas involucradas: la víctima, los testigos que presencian el acoso y el acosador. De hecho, el acoso se considera una experiencia adversa durante la infancia (ACE, siglas en inglés). Las ACE son eventos potencialmente traumáticos que pueden tener efectos negativos y duraderos en el desarrollo de una persona, la manera en que interactúa con otros y su desempeño escolar. Las investigaciones demostraron que los niños que experimentan más ACE son más propensos a exhibir conductas de acoso.

Comprender el trauma

La Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA, siglas en inglés) define al trauma como el resultado de un evento, una serie de eventos o un conjunto de circunstancias que experimenta una persona, como pueden ser un daño físico o emocional o una situación que pone en riesgo la vida. Estas experiencias pueden tener efectos adversos duraderos en el bienestar mental, físico, social, emocional o espiritual de una persona.

El estrés traumático en la infancia ocurre cuando los eventos traumáticos que experimenta un niño o adolescente vencen a su capacidad de salir adelante. Estos eventos pueden ser:

  • Abandono y abuso sexual, físico o psicológico
  • Violencia doméstica o violencia de pareja
  • Violencia escolar y comunitaria (incluido el acoso)
  • Desastres naturales
  • Terrorismo, guerra y experiencias como refugiado
  • Accidentes graves, enfermedades que ponen en riesgo la vida o la pérdida violenta o repentina de un ser querido
  • Factores estresantes relacionados con la vida militar de un familiar, como el despliegue, la pérdida o la lesión de un padre

Si bien cada niño reacciona de manera diferente al trauma, los padres, cuidadores y maestros pueden reconocer algunas de las señales del estrés traumático. Por ejemplo, los niños de preescolar pueden tener pesadillas o miedo a la separación.  Los niños de escuela primaria pueden sentir vergüenza o ansiedad o experimentar problemas para concentrarse. Los niños de la escuela secundaria y preparatoria pueden mostrar síntomas de depresión o involucrarse en comportamientos de autolesión. Los sobrevivientes al trauma infantil son más propensos a experimentar problemas académicos y mayor participación en los sistemas de justicia juvenil y asistencia de menores.

La relación entre el acoso y el estrés traumático

Todos somos diferentes, y los incidentes que traumatizan a una persona quizás no afecten a otra. Tal como lo estableció la Red Nacional para el Estrés Traumático Infantil (NCTSN, siglas en inglés), los niños o adolescentes que han experimentado trauma y violencia son más propensos a acosar y ser acosados.

Algunos niños que experimentan trauma y acoso pueden tener fuertes sentimientos de angustia, aunque otros niños pueden parecer desensibilizados. Por ejemplo, un estudio sobre el acoso y el estrés postraumático halló que algunos niños pueden reprimir sus pensamientos o sentimientos sobre lo ocurrido. Esto puede generar aturdimiento o falta de interés en las actividades. Este estudio también descubrió que los niños pueden tener pensamientos invasivos, como recuerdos repentinos de su experiencia de acoso. Es importante que los cuidadores entiendan cómo responder ante el acoso y sean sensibles ante un posible caso de estrés traumático.

Qué ayuda ante el trauma por acoso

Los padres, maestros y otros adultos confiables pueden ayudar a los niños o adolescentes que experimentan estrés traumático por acoso. De acuerdo con los tratamientos efectivos para el trauma juvenilde la NCTSN, estas son algunas iniciativas que pueden ayudar a los niños y adolescentes que experimentaron trauma, como el acoso:

  • Garantizar que el niño o adolescente esté a salvo y buscar maneras de evitar futuras experiencias de acoso
  • Hablar sobre lo ocurrido y los motivos de ello para ayudar a aclarar los conceptos erróneos sobre su rol en el evento traumático
  • Enseñar técnicas de relajación y manejo del estrés para ayudarlos a salir adelante

Es posible que algunos niños o adolescentes necesiten ayuda profesional para tratar el estrés relacionado con el acoso u otras experiencias traumáticas. Los proveedores de atención médica pueden hacer derivaciones para su tratamiento.

Cómo pueden ayudar las escuelas y los maestros

Las escuelas pueden adoptar un enfoque informado sobre el trauma y enseñar habilidades a los maestros y demás personal para manejar y reconocer el estrés traumático y otras señales de trauma. Estas habilidades permiten que los maestros ayuden o encuentren otros medios de apoyo y servicios para los alumnos que los necesiten.

Los recursos como el Paquete de Capacitación para Escuelas Sensibles al Trauma del National Center on Safe Supportive Learning Enviroments (NCSSLE) puede ayudar a las escuelas a adoptar enfoques informados sobre el trauma para crear entornos de aprendizaje seguros y comprensivos. Estas incluyen:

  • Enseñar al personal escolar sobre el trauma y sus efectos
  • Fomentar la seguridad física y emocional en las relaciones y el entorno
  • Disminuir los desencadenantes relacionados con el trauma en el entorno escolar
  • Considerar al trauma en todas las evaluaciones y planes de comportamiento protocolar
  • Garantizar que todos los alumnos y sus familias tengan voz, elección y empoderamiento

Al adoptar enfoques informados sobre el trauma, las escuelas pueden ayudar a prevenir el acoso y el trauma en el entorno escolar y brindar una cultura escolar positiva para los alumnos y el personal.

Los padres, los cuidadores, los maestros y las escuelas desempeñan un papel fundamental en la prevención y el tratamiento del acoso y sus efectos dañinos.

Fecha de la última modificación