Sendero de navegación

  • Imprimir Imprimir
  • Compartir Comparta en Facebook Comparta en Twitter Comparta...

Caída de los índices del acoso

15 de mayo de 2015|Por: Sarah Sisaye, Departamento de Educación de los Estados Unidos y exmiembro de la junta editorial de StopBullying.gov
Publicado en: Prevención

El acoso sigue siendo un problema grave para los estudiantes y sus familias y son los legisladores, administradores y educadores los responsables de crear iniciativas para reducir los índices del acoso. Según el Secretario de Educación Arne Duncan, "A medida que las escuelas se vuelvan más seguras, los estudiantes tendrán mejores condiciones para desarrollarse académica y socialmente. El Departamento, junto con nuestros socios federales y demás organizaciones, se ha involucrado profundamente en la lucha contra el acoso en las escuelas de nuestro país". Es por esto que estamos tan contentos de compartirlo, después de permanecer prácticamente sin cambios durante casi una década, los nuevos datos indican que la prevalencia del acoso está en su punto más bajo.

Según el Suplemento de delitos escolares (SCS, siglas en inglés) para la Encuesta nacional de víctimas del delito del Centro Nacional de Estadísticas de Educación Escolar del Departamento de Educación de EE. UU., en 2013, la prevalencia del acoso entre estudiantes de 12 a 18 años disminuyó en un 22 por ciento después de permanecer inalterable alrededor del 28 por ciento desde 2005.

"El informe trae noticias", dijo la secretaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, Sylvia M. Burwell. "Los padres, los maestros, los proveedores de atención médica, los miembros de la comunidad y los jóvenes claramente están marcando una diferencia al adoptar medidas y transmitir el mensaje de que el acoso no es aceptable. Seguiremos haciendo nuestra parte en el HHS para ayudar a garantizar que todos los niños tengan la oportunidad de vivir, aprender y crecer en una comunidad libre de acoso".

El acoso puede ocurrirle a cualquier estudiante y en cualquier parte. Hay tres tipos de acoso: físico, en las relaciones (o social) y verbal. Las investigaciones arrojan que los estudiantes que son acosados son más propensos a pelear en la escuela y faltar a clase. Son más propensos a consumir drogas y alcohol, deprimirse y tienen mayor riesgo de cometer suicidio.

Desde 2010, el Departamento de Educación junto con el Departamento de Salud y Servicios Humanos y Justicia, han tomado medidas para luchar contra el acoso y el ciberacoso a través del trabajo como StopBullying.gov. Sin embargo, son los educadores, los conductores de autobuses, los padres y los estudiantes quienes han adoptado una postura que ponga fin al acoso. ¡Su gran trabajo y dedicación marca la diferencia!

To learn about bullying and how to take action to end bullying, please visit StopBullying.gov and join the conversation on the 

Publicación anteriorTomar medidas hoy: cuando la política se une a la práctica para crear escuelas más seguras
Próxima publicaciónTrastorno de Apetito Desenfrenado (BED, siglas en inglés)