Sendero de navegación

  • Imprimir Imprimir
  • Compartir Comparta en Facebook Comparta en Twitter Comparta...

Los espectadores son fundamentales para la prevención y la intervención ante el acoso

Los espectadores son fundamentales para la prevención y la intervención ante el acosoEl acoso puede tener efectos importantes en la mentalidad, el desarrollo y lo social; por ello, es un problema de salud pública. Cuando se trata de la prevención, muchas personas pueden desempeñar un papel activo en la intervención, en especial los espectadores. Un espectador del acoso es una persona que es testigo del acoso, ya sea en persona o en medios digitales, como las redes sociales, sitios web, mensajes de texto, juegos y aplicaciones. Cuando ocurre el acoso, los espectadores están presentes en el 80 por ciento de los casos.1 El espectador tiene la posibilidad de marcar una diferencia positiva ante una situación de acoso, en particular para los jóvenes que están siendo acosados. Cuando los jóvenes que son víctimas del acoso son defendidos y apoyados por sus pares, se sienten menos ansiosos y deprimidos.2 Cuando los espectadores intervienen ante una situación de acoso, el acoso se detiene dentro de los 10 segundos en un 57 por ciento de los casos.1 A veces, los adolescentes y adultos jóvenes que son testigos del acoso no saben cuál es su rol y lo que pueden hacer para abordar el acoso.3

Descargar PDF

Roles de los espectadores

Los espectadores pueden desempeñar distintos roles en las situaciones de acoso:

  • Los no participantes son testigos de una situación de acoso pero se mantienen alejados y no se involucran.4
  • Los defensores ayudan al intervenir cuando ocurre el acoso1 u ofrecer apoyo a la víctima, sea en privado o en ese momento, o bien al tomar medidas para abordar el acoso.
  • Los alentadores apoyan al acosador o la situación de acoso1 y posiblemente se rían, alienten o animen durante o después del incidente de acoso.2
  • Los asistentes ayudan al acosador y se unen a ello. Por ejemplo, un asistente puede sujetar o bloquear físicamente al objetivo para que no se escape.2

El ciberacoso también se ha relacionado con problemas psicológicos. Los niños que han sufrido ciberacoso manifestaron mayores niveles de depresión y pensamientos suicidas, como así también mayor angustia emocional, hostilidad y delincuencia en comparación con los pares que no fueron víctimas del acoso.

Si bien el acoso puede generar problemas psicológicos, los niños que tienen problemas de salud mental también son más propensos a ser acosados. Por lo tanto, se trata de un ciclo complejo que no es fácil de analizar y comprender.

Por qué intervienen o no los espectadores

Hay muchos motivos por los que los jóvenes eligen intervenir o defender al objetivo de acoso, o bien no hacerlo.

Algunos motivos por los que los espectadores no intervienen o responden ante situaciones de acoso incluyen:

  • Miedo a sufrir represalias.4, 3
  • Miedo a perder su estatus social.3
  • No son amigos de la víctima de acoso.4
  • Falta de conocimiento sobre las personas involucradas, el incidente y si perciben si alguien está en lo correcto o equivocado en la situación.2,3,4
  • Concientización sobre una situación específica que tiene en cuenta a las personas involucradas e información sobre sus acciones continuas.
  • No creen que los profesores o el personal de la escuela tomen medidas sobre el acoso.3
  • Creen que los adultos empeorarán el acoso.
  • No saben qué hacer para intervenir o abordar el acoso.3

Los espectadores intervienen o defienden a las víctimas de acoso porque:

  • son amigos de la víctima de acoso4
  • están involucrados moralmente3 y tratan a los demás con respeto, o bien creen que el "acoso está mal"
  • consideran lo grave o peligroso que es el comportamiento y la frecuencia con que ocurre3
  • creen que la víctima es inocente3
  • tienen empatía y simpatía por la víctima del acoso3
  • creen que los profesores o el personal de la escuela tomarán las medidas correctas en cuanto al acoso3

Prevención e intervención

Los espectadores pueden tomar medidas positivas para prevenir el acoso o abordarlo mientras o después de que ocurra. Los padres, profesores u otros adultos pueden recomendar maneras seguras en que los espectadores pueden prevenir, intervenir o abordar el acoso.

Las medidas de prevención incluyen:

  • Ser inclusivos al invitar a otros a unirse a sus actividades y grupos2
  • Ser un arquetipo de comportamiento social positivo al demostrar amabilidad, respeto y empatía por los demás.
  • Hablar o sentarse con o cerca de los niños vulnerables que podrían ser víctimas de acoso.
  • Participar en las iniciativas de prevención del acoso en la escuela o en la comunidad.

Las intervenciones de los espectadores durante una situación de acoso pueden incluir:

  • Defender a la víctima del acoso
  • Intervenir como grupo.2
  • Cambiar de tema.
  • Cuestionar la situación de acoso.
  • Usar el humor para aligerar una situación tensa.
  • Objetar abiertamente el acoso.
  • Establecer la aprobación de la víctima o validar su estatus social

Los espectadores pueden abordar el acoso después de que ocurre al:

  • Acercarse en privado a la víctima del acoso para expresar su apoyo o preocupación.
  • Informar sobre el acoso a un adulto de confianza, padre, profesor o administrador de la escuela.
  • Acercarse en privado al acosador para expresar su preocupación, si se sienten seguros de hacerlo

Profesores y escuelas

Los profesores y las escuelas desempeñan un papel importante al ayudar a los alumnos a entender sus roles en las situaciones de acoso. Cuando los profesores y las escuelas abordan el acoso consistentemente, los alumnos esperan que el rol que desempeñan tenga importancia. Los profesores pueden realizar actividades para mejorar el aprendizaje socioemocional de los alumnos y ofrecer estrategias seguras para apoyar a sus pares.2 Los adultos de la escuela también pueden ser arquetipos, recompensar el comportamiento social positivo y establecer las pautas para las relaciones sociales saludables. Al comprender los distintos roles que desempeñan en las situaciones de acoso, los espectadores pueden tomar medidas positivas para abordar y reducir el acoso.

  1. Espalage, D., Pigott, T., Polanin, J. (2012) Un metaanálisis de los efectos de los programas de prevención del acoso basados en las escuelas en la intervención de los espectadores. School Psychology Review, Volume 41, No. 1, 47-65
  2. Salmivalli, C., (2014) Roles de los participantes del acoso: ¿cómo se pueden utilizar a los espectadores en la intervención? Teoría en práctica, 53:4, 286‐292, DOI: 10.1080/00405841.2014.947222 Enlace del artículo: https://doi.org/10.1080/00405841.2014.947222
  3. Forsberg, C., Wood, L., Smith, J., Varjas, K., Meyers, J., Jungert, T. y Thornberg, R. (2018) Visión de los alumnos sobre los factores que afectan a los espectadores a la hora de responder al acoso en las escuelas: un análisis cualitativo conceptual y colaborativo, Research Papers in Education, 33:1, 127‐142, DOI: 10.1080/02671522.2016.1271001 Enlace del artículo: https://doi.org/10.1080/02671522.2016.1271001
  4. Thornberg, R., Tenenbaum, L., Varjas, K., Meyers, J., Jungert, T. y Vanegas, G. (2012). Motivación de los espectadores en los incidentes de acoso: ¿intervenir o no intervenir? Western Journal ofEmergency Medicine, 13(3), 247–252. http://doi.org/10.5811/westjem.2012.3.11792 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3415829/
Limitaciones de investigación y fuentes

Este informe incluye las investigaciones más actualizadas sobre el acoso; sin embargo, es importante destacar que esta investigación presenta algunas limitaciones importantes. La mayor parte de la investigación es transversal, lo que significa que tuvo lugar en un momento determinado. Este tipo de investigación nos demuestra los aspectos relacionados entre sí en ese momento, pero no nos puede indicar qué ocurrió primero o si alguno de estos aspectos fue consecuencia de otro.

Otra limitación es que muchos de estos estudios utilizan los informes propios para identificar quién es el acosador y quién la víctima y para capturar los síntomas o las experiencias. Si bien el uso de los informes propios es común en la investigación sobre el acoso, puede resultar en prejuicios o errores. Los participantes del estudio deben brindar la información de forma precisa, y es posible que algunos niños no quieran admitir a otros que han sido acosados o han acosado a otros.

Última revisión del contenido el 24 de octubre de 2018