Sendero de navegación

  • Imprimir Imprimir
  • Compartir Comparta en Facebook Comparta en Twitter Comparta...

Mejores prácticas para los departamentos estatales de educación

Comprender el rol de los departamentos estatales de educación

Cada estado dentro de los EE. UU. tiene distintas leyes y políticas para la prevención del acoso. Para cumplir con estas políticas y, más importante, crear entornos escolares saludables que promuevan relaciones positivas, es importante que los educadores, padres, alumnos y legisladores trabajen en conjunto. Prevenir el acoso debería ser el objetivo de las iniciativas estatales, utilizando pruebas convincentes sobre lo que funciona para impulsar medidas de intervención y prevención del acoso.

Prevenir el acoso a través de la ciencia, la política y la práctica: recomendaciones del informe

Resumen de la investigación Mejores prácticas para los departamentos estatales de educación

Existen muchos enfoques prometedores para reducir el acoso. El informe de la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Meidicina, Prevenir el acoso a través de la ciencia, la política y la práctica, destaca las pruebas más actualizadas sobre la prevención del acoso. El informe recomienda que los departamentos estatales de educación:

  • utilicen una definición común del acoso y que incluyan al ciberacoso en la definición;
  • recopilen datos locales sobre la prevalencia de todas las formas de acoso, entre ellos el acoso electrónico, verbal, relacional, físico y basado en prejuicios;
  • lleven a cabo iniciativas para recopilar estos datos y compartirlos a nivel local, estatal y federal; y
  • trabajen con investigadores para evaluar las leyes antiacoso y el impacto sobre otras formas de violencia juvenil, como el hostigamiento, las peleas, la violencia en el noviazgo y la portación de armas.

La agencia estatal de cumplimiento de las leyes y políticas antiacoso ayudará a crear entornos escolares positivos. Las mejores prácticas en la prevención y la intervención ante casos de acoso indican que los profesores, administradores, padres y alumnos deben recibir capacitación para la prevención del acoso y sobre las leyes y políticas estatales. En consecuencia, las leyes y políticas estatales individuales informan e impulsan el desarrollo de políticas y leyes a nivel escolar y distrital.

Utilizar las leyes y políticas de forma efectiva para prevenir el acoso

Las leyes y políticas contra el acoso tienen un efecto positivo en la reducción del acoso y la protección de los estudiantes. Es importante que los administradores escolares, profesores, padres y alumnos sean conscientes de las políticas antiacoso, inclusive de lo que se aplica y lo que no.

Existen algunos factores importantes a tener en cuenta a la hora de implementar políticas antiacoso:

  • Los abogados de las escuelas y juntas escolares deberían trabajar en conjunto para comunicar el alcance y la función de las leyes y políticas antiacoso.
  • Los departamentos estatales de educación deben impulsar sus propias iniciativas estatales para la prevención del acoso.
  • Las políticas de tolerancia cero (es decir, suspensión y expulsión) no son exitosas a la hora de reducir el acoso y, de hecho, pueden tener consecuencias negativas.
  • Los departamentos estatales de educación deben investigar y proporcionar estrategias de intervención alternativas y basadas en la evidencia en caso de acoso.
  • Un enfoque prometedor es utilizar la justicia restaurativa, donde aquellos que acosan se redimen por su comportamiento y aprenden maneras más prosociales (acciones que promueven la inclusión) de interactuar.

Además, Prevenir el acoso a través de la ciencia, la política y la práctica recomienda que la Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Educación de los EE. UU., junto con la fiscalía general y los departamentos estatales de educación trabajen en conjunto con investigadores para recopilar datos sobre el desarrollo, la eficacia y la implementación de leyes y políticas antiacoso. El informe también recomienda convocar a investigadores, miembros legislativos, educadores y miembros de la comunidad para analizar las leyes y políticas antiacoso e investigar su impacto. Además, el informe recomienda brindarle resultados a nivel estatal a las legislaturas estatales y al Congreso de los EE. UU., que tendrá un mayor conocimiento de las estrategias de prevención e intervención en caso de acoso basadas en pruebas.

Evaluar estrategias de prevención nuevas e innovadoras

Hasta la fecha, no existe una iniciativa coordinada en los departamentos estatales de educación para prevenir, identificar y utilizar prácticas basadas en pruebas para responder ante el acoso. Por lo tanto, se alienta a los comisionados estatales de educación que prioricen la evaluación de estrategias nuevas e innovadoras para la prevención del acoso. Podrá encontrar una recopilación exhaustiva de recursos y estudios sobre la prevención del acoso en StopBullying.gov y en el análisis de pruebas sobre el acoso "Fortalecer la base de pruebas para los programas de salud materno-infantil" realizado por el Centro de Políticas de Salud para Madres y Niños de la Universidad Johns Hopkins. Priorizar la prevención e intervención ante el acoso y realizar iniciativas coordinadas entre los investigadores, legisladores y departamentos estatales de educación es necesario para prevenir, intervenir y, en última medida, reducir los comportamientos acosadores de forma efectiva.

Descargar PDF

Limitaciones de investigación y fuentes

La información abordada en esta hoja de datos se basa en un análisis exhaustivo de la investigación sobre acoso presentada en el informe de la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina titulado Prevenir el acoso a través de la ciencia, la política y la práctica.

Este informe incluye los resultados de las investigaciones más actuales sobre el acoso, pero es importante destacar que que tiene algunas limitaciones importantes. La mayor parte de la investigación es transversal, lo que significa que tuvo lugar en un momento determinado. Este tipo de investigación nos demuestra los aspectos relacionados entre sí en ese momento, pero no nos puede indicar qué ocurrió primero o si alguno de estos aspectos fue consecuencia de otro.

Última revisión del contenido el 27 de julio de 2018