Encuentre hojas de datos, resúmenes de investigaciones e infografías en Recursos de investigación

Sendero de navegación

  • Imprimir Imprimir
  • Compartir Comparta en Facebook Comparta en Twitter Comparta...

Prevención e intervención: enfoques escalonados para el acoso

¿Qué son los sistemas escalonados de apoyo?

El marco general de los Sistemas Escalonados de Apoyo (MTSS, siglas en inglés) incluye intervenciones o servicios en la escuela que abordan los distintos "niveles" de apoyo que son necesarios para lidiar con la amplia gama de preocupaciones que podría tener un alumno sobre el aprendizaje, la salud mental y la salud emocional y conductual. También se utiliza para la prevención e intervención en situaciones de acoso La prestación de servicios escalonados abarca ofrecer servicios de prevención universales y selectivos, como así también servicios de intervención indicados.

¿Cómo funcionan los MTSS para prevenir el acoso?

Prevención universal

Enfoques de prevención e intervención eficaz de los Sistemas escalonados de apoyo

Las iniciativas universales de prevención del acoso, el primer nivel en el modelo de MTSS, están diseñadas para reducir el riesgo y aumentar la resiliencia para poblaciones específicas dentro de una comunidad escolar. Estas estrategias de prevención alcanzan a todos los alumnos, independientemente de su riesgo, y benefician a toda la comunidad escolar. Algunas de las iniciativas más efectivas para la prevención del acoso trabajan para mejorar el entorno social y emocional de las escuelas y para fomentar un comportamiento social positivo o inclusivo entre todos los alumnos. Otra táctica de prevención que pueden utilizar las escuelas es realizar reuniones en las aulas que refuercen las expectativas de comportamientos positivos y proporcionen guías sobre cómo responder ante el acoso. Los servicios están diseñados para abordar las necesidades de los alumnos y los desafíos académicos; suelen contar con el apoyo de las iniciativas educativas nacionales o estatales (p. ej., currículos de prevención del acoso, ayuda para la intervención conductual positiva [PBIS, siglas en inglés], aprendizaje social y emocional [SEL, siglas en inglés]).

La investigación muestra que tanto estudiantes como educadores se benefician con las iniciativas de prevención del acoso. Los resultados de un análisis sistemático y exhaustivo de la investigación sobre la eficacia de los programas escolares para reducir el acoso demuestran que reducen de manera eficaz el acoso en un 20 a un 23 por ciento y la victimización en un 17 a un 20 por ciento.

Prevención selectiva

El segundo nivel de los MTSS es una capa adicional de apoyo, donde el personal de la escuela ofrece servicios de intervención y prevención selectivos a los jóvenes que tengan mayores necesidades que el grupo general de alumnos que recibe servicios universales. Las intervenciones selectivas suelen centrarse en los jóvenes que tienen mayor riesgo de involucrarse en el acoso o en los alumnos que tienen mayor riesgo de ser acosados. Para los jóvenes que acosan a otros, la prevención selectiva puede incluir reforzar las consecuencias del acoso y utilizar la mediación de profesores o consejeros para lidiar con los conflictos interpersonales. Para reducir los beneficios sociales relacionados con el acoso, se puede alentar a los alumnos a defender a los compañeros de clase que sean víctimas de acoso. Para los jóvenes con riesgo de ser acosados, los servicios selectivos pueden incluir una capacitación firme y el desarrollo de grupos de apoyo entre pares.

Existe un creciente apoyo empírico para el uso de grupos de apoyo entre pares y una capacitación activa de los espectadores para los alumnos que interrumpen las situaciones de acoso. Un estudio arrojó que el apoyo de los profesores y los compañeros ayuda a paliar el impacto negativo de ser acosado. Otro estudio demostró que el apoyo de los profesores se asociaba con menores situaciones de acoso manifestadas por los alumnos. Otros estudios sugieren que preparar a los alumnos para que sean testigos activos es una de las maneras más efectivas de prevenir o detener el acoso cuando ocurra.

¿Cómo se utilizan los MTSS para una intervención efectiva?

Los MTSS son efectivos para la intervención del acoso cuando participan jóvenes con distintas necesidades académicas, conductuales y de salud. Los componentes de la mayoría de los modelos de intervención de los MTSS incluyen:

  • Uso de una detección universal
  • Prestación de servicios de intervención en una etapa temprana
  • Resolución de problemas colaborativa
  • Control del progreso
  • Aplicación de servicios de intervención en los distintos niveles de intensidad

Intervenciones indicadas

El tercer nivel de la prestación de servicios escalonados involucra la implementación de intervenciones indicadas para los alumnos cuyas necesidades no hayan sido abordadas de forma adecuada en los dos niveles anteriores de la prestación de servicios. Cuando se realizan las intervenciones del tercer nivel, el apoyo es más intenso y está orientado a necesidades específicas, en general para una pequeña cantidad de alumnos. Estas intervenciones suelen abordar las preocupaciones de salud mental, problemas de comportamiento y rendimiento escolar. Pueden involucrar el trabajo con administradores, distintos profesores, policías asignados a las escuelas, miembros de la familia y demás que tengan un fuerte impacto en la vida del alumno. Por ejemplo, un profesional de salud mental en la escuela puede utilizar la terapia cognitiva-conductual (CBT, siglas en inglés) basada en el trauma, un tipo de intervención de salud mental utilizada para disminuir los síntomas relacionados con la exposición a la violencia, para ayudar a un alumno con preocupaciones emocionales o conductuales mientras coordina con otro personal escolar para ofrecer apoyo social y académico. Si bien la investigación sobre el uso específico de intervenciones indicadas para el acoso todavía está emergiendo, un importante grupo de investigadores apoya el uso de estas intervenciones para problemas y preocupaciones relacionados con el establecimiento escolar, como un conflicto con los pares. El modelo de MTSS permite que los educadores y profesionales de la salud mental brinden una amplia gama de servicios a los alumnos que demuestran distintos grados de riesgo, con flexibilidad sobre cómo abordan las necesidades específicas de los alumnos para ayudarlos a lograr la inclusión y el éxito.

Última revisión del contenido el 30 de julio de 2018