Sendero de navegación

  • Imprimir Imprimir
  • Compartir Comparta en Facebook Comparta en Twitter Comparta...

Atención médica integrada

Comprender la atención médica integrada y el acoso

Resumen de investigación Atención médica integrada

A medida que se ha desarrollado la investigación sobre el acoso en los últimos 30 años, la complejidad del panorama del acoso se ha vuelto evidente: uno que incluye múltiples interfaces entre las escuelas, familias, jóvenes, pares, actividades extracurriculares, comunidades, redes sociales y tradicionales, investigadores, servicios de salud, y leyes y políticas a niveles federal y estatal. Las soluciones efectivas deben ser multifacéticas y escalonadas, que involucren a todas las partes interesadas para abordar el acoso de forma efectiva.

Un punto de contacto importante en las comunidades es la atención médica integrada: un modelo comunitario que involucra altos niveles de comunicación entre proveedores de atención médica como psicólogos, médicos, enfermeras y otros profesionales. La atención médica integrada proporciona muchas oportunidades para abordar el acoso durante las visitas de rutina, los exámenes médicos anuales de la escuela, los exámenes deportivos, y los cuidados intensivos.

Educar a los proveedores de atención médica sobre los efectos del acoso en la salud

La mayoría de las situaciones de acoso se relacionan con problemas emocionales, conductuales, sociales y físicos, tales como:

  • Depresión
  • Ansiedad
  • Problemas psicosomáticos (es decir, cefaleas, dolores estomacales, etc.)
  • Abuso de sustancias
  • Delincuencia
  • Inasistencias no justiciadas a la escuela
  • Estrés crónico
  • Abuso y negligencia
  • Discapacidades del aprendizaje

Los proveedores de atención médica deben realizar una capacitación para reconocer las manifestaciones emocionales, sociales, conductuales y físicas que afectan a los jóvenes que son acosados, a los que acosan a otros y los que son testigos del acoso. La Asociación Nacional de Enfermeras Escolares y la Academia Estadounidense de Pediatría han emitido declaraciones sobre la prevención del acoso para enfermeras y pediatras y cuentan con hojas de datos, seminarios web y oportunidades para seguir enseñando sobre la prevención y la intervención en situaciones de acoso.

Integrar el acoso a la atención médica

Cuando un adolescente experimenta problemas sociales, emocionales, conductuales y físicos, los profesiones de atención médica deben analizar si participaron de una situación de acoso. Realizar preguntas sobre las amistades, el uso de la tecnología y las experiencias con el acoso puede ayudar a los proveedores de atención médica a comprender las experiencias sociales de sus pacientes. Los factores de protección que pueden evaluar los profesionales de atención médica durante un chequeo de rutina son la cordialidad y conexión con los padres y el cuidado que reciben de sus amigos y otros adultos que los apoyan. También es importante que los profesionales de la salud recuerden que los jóvenes con ciertas afecciones tienen mayor riesgo de ser acosados, específicamente los jóvenes con diagnósticos y enfermedades como parálisis cerebral, diabetes, obesidad, trastornos del espectro autista, discapacidades del aprendizaje, trastornos por déficit de atención, anormalidades congénitas y problemas emocionales o conductuales.

Si un adolescente experimenta acoso, el equipo de atención médica integrada puede ser un socio importante para el desarrollo de un plan de prevención del acoso que incluya recomendaciones para la escuela y la familia.

Evaluar estrategias de prevención nuevas e innovadoras

A la fecha, los estudios no han evaluado el rol que puede desempeñar la atención médica integrada en la prevención y la intervención ante situaciones de acoso. De hecho, muchas de las investigaciones sobre la prevención y la intervención ante situaciones de acoso se han centrado en adultos específicos como profesores y padres, y no se ha realizado tanta investigación sobre los equipos de profesionales en los establecimientos. Existen barreras notorias para la comunicación interdisciplinaria, como la Ley de Privacidad y Derechos Educativos de la Familia (FERPA, siglas en inglés) y la Ley de Portabilidad y Responsabilidad de Seguro de Salud (HIPAA, siglas en inglés); sin embargo, también existen maneras de trabajar dentro de los parámetros de estas políticas de protección, entre ellas el consentimiento y asentimiento aprobados. Las estrategias de prevención innovadoras deben aumentar la comunicación interdisciplinaria entre educadores, padres e investigadores, y alejarse de los enfoques actuales donde hay barreras de comunicación entre las agencias y los proveedores de atención médica. Los ejemplos modelo de dichas estrategias incluyen el uso de registros electrónicos de salud y atención médica domiciliaria.

Los profesionales de atención médica siempre deben preguntar sobre el acoso incluso cuando los síntomas sean consistentes con otros problemas físicos, conductuales y emocionales. El acoso puede ser un factor contribuyente con otros problemas, y los equipos de atención médica integrada pueden realizar preguntas para evaluar las experiencias de una persona joven. Esta importante línea de defensa puede ayudar a las familias, escuelas y comunidades a desarrollar estrategias de prevención e intervención integradas y efectivas ante situaciones de acoso.

Descargar PDF

Limitaciones de investigación y fuentes

La información abordada en esta hoja de datos se basa en un análisis exhaustivo de la investigación sobre acoso presentada en el informe de la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina titulado Prevenir el acoso a través de la ciencia, la política y la práctica.

Este informe incluye los resultados de las investigaciones más actuales sobre el acoso, pero es importante destacar que que tiene algunas limitaciones importantes. La mayor parte de la investigación es transversal, lo que significa que tuvo lugar en un momento determinado. Este tipo de investigación nos demuestra los aspectos relacionados entre sí en ese momento, pero no nos puede indicar qué ocurrió primero o si alguno de estos aspectos fue consecuencia de otro.

Última revisión del contenido el 27 de julio de 2018