Grupo de adolescentes conversando junto a los casilleros

Sendero de navegación

  • Imprimir Imprimir
  • Compartir Comparta en Facebook Comparta en Twitter Comparta...

Espectadores del acoso

Una persona que presencia una situación de acoso, ya sea en persona o en línea, es un espectador. Los amigos, estudiantes, colegas, maestros, personal de la escuela, padres, entrenadores y otros adultos que tratan con jóvenes pueden ser espectadores. En el caso del ciberacoso, incluso personas desconocidas pueden ser espectadores.

Los jóvenes involucrados en el acoso pueden desempeñar distintos roles. Presenciar una situación de acoso es desagradable y también puede afectar al espectador. Los espectadores tienen la posibilidad incidir de manera positiva ante una situación de acoso si adoptan el rol de defensores. Un defensor es una persona que ve lo que ocurre e interviene, interrumpe o habla sin reservas para detener el acoso.

Los jóvenes que son víctimas de acoso suelen sentirse más solitarios porque hay testigos que no hacen nada. Si nadie interviene, la víctima de acoso puede sentir que a los espectadores no les importa o que están de acuerdo con lo que ocurre. Existen muchos motivos por los que el espectador puede optar por no intervenir, incluso aunque crea que el acoso está mal. Es posible que teman una represalia o volverse ellos mismos víctimas del acoso. Quizás teman que, al involucrarse, sufrirán consecuencias negativas en sus relaciones sociales.

Un defensor es una persona que toma medidas cuando es testigo de una situación de acoso. Incluso el apoyo de una sola persona puede marcar una gran diferencia para una víctima de acoso. Cuando alguien defiende a las víctimas de acoso y sienten el apoyo de sus pares, se sienten menos ansiosas y deprimidas que aquellas que no reciben ayuda ni apoyo.

Existen muchas cosas que los testigos de una situación de acoso pueden hacer para convertirse en defensores:

  • Cuestionar la conducta de acoso Algo simple como cambiar de tema o cuestionar la conducta puede cambiar el foco de atención.
  • Usar el humor para decir algo divertido y redirigir la conversación.
  • ¡La cantidad también da fuerza! Los espectadores pueden intervenir en grupo para demostrar que hay varias personas que no aceptan el acoso.
  • Acompañar a la víctima de acoso para ayudar a desalentar posibles intentos de acoso.
  • Acercarse en privado a la víctima de acoso para hacerle saber que no está de acuerdo con ello y que le importa. Marca la diferencia.
  • Video Conviértase en héroe en inglés o español para ver un ejemplo de cómo ser un defensor.

Los profesores, las escuelas y otros educadores (religiosos, particulares, recreativos) pueden enseñarles a los jóvenes cómo ser más que espectadores al mostrarles y enseñarles sobre el compromiso moral. Las estrategias para abordar las necesidades especiales de los alumnos en la escuela también pueden ayudar a prevenir el acoso y lograr resultados positivos para todos los alumnos, en especial las tácticas con enfoque grupal, que fomentan las relaciones entre pares y ayudan a los alumnos a desarrollar empatía.

Cuando los espectadores se vuelven defensores ayudan a las víctimas de acoso y, además, le demuestran a otros espectadores cómo tomar medidas para prevenir o abordar el acoso.

Recursos adicionales

Última revisión del contenido el 23 de octubre de 2018