Padres e hijos para detener el acoso

Sendero de navegación

  • Imprimir Imprimir
  • Compartir Comparta en Facebook Comparta en Twitter Comparta...

Participación de padres y jóvenes

El personal de la escuela puede contribuir mucho para prevenir el acoso y proteger a los alumnos, pero no pueden hacerlo solos. Los padres y los jóvenes también tienen un rol importante para prevenir el acoso escolar. Un mecanismo para que los padres y jóvenes participen es el de implementar un comité de seguridad escolar, de esta forma toda la comunidad se une para lograr que la prevención contra el acoso en las escuelas sea activa y focalizada.

Beneficios de la participación de padres y jóvenes

Las investigaciones demostraron que los administradores escolares, como los directores de escuelas, tienen un rol fundamental en la prevención del acoso. Pueden inspirar a otras personas y mantener un clima de respeto e inclusión. Pero el director no puede lograrlo solo. Cuando los padres y jóvenes contribuyen con las soluciones:

  • Los alumnos se sienten más seguros y se concentran en aprender.
  • Los padres se preocupan menos.
  • Los maestros y el personal pueden concentrarse en su trabajo.
  • Las escuelas pueden desarrollar soluciones más sensibles, ya que los estudiantes ven o escuchan sobre las situaciones de acoso con mayor frecuencia que los adultos.
  • El entorno escolar mejora gracias a que los estudiantes están decididos a tomar medidas para detener el acoso.
  • Los padres pueden reforzar en el hogar los mensajes de la escuela sobre al acoso escolar. También son más propensos a reconocer las señales de que un niño está siendo acosado o está acosando a otros.

Cómo pueden contribuir los padres y los jóvenes

Las escuelas pueden crear el escenario para que los padres y jóvenes participen activamente, pero esto no se logra de la noche a la mañana. Los padres y jóvenes necesitan sentirse apreciados y tener la oportunidad de aportar su experiencia. Las escuelas necesitan darle un rol importante a los padres y jóvenes para que continúen participando. Por ejemplo:

  • Los alumnos pueden aportar sus opiniones y experiencias con el acoso. Pueden convertirse en líderes en su escuela y promover el respeto y la inclusión, hablar sobre la prevención del acoso con sus compañeros y ayudar a desarrollar reglas y políticas.
  • Los padres pueden contribuir a lograr un entorno positivo en la escuela a través de asociaciones de padres y maestros, voluntariados y eventos para mejoras escolares.
  • El personal de la escuela puede mantener informados a los padres, hacerlos sentir bienvenidos y tratarlos como socios. Las escuelas podrían denominar un coordinador escolar para que apoyen las estrategias de participación de padres y jóvenes. Las escuelas pueden establecer horarios de reunión convenientes para padres y jóvenes y pueden implementar incentivos adicionales, como ofrecer cenas o guarderías infantiles.

Comités de seguridad escolar

Un comité de seguridad escolar (pequeño grupo de personas centradas en los problemas de seguridad escolar) constituye una estrategia para comprometer a padres, jóvenes y otras personas en la prevención del acoso escolar. Estas personas pueden contribuir positivamente a un comité de seguridad escolar:

  • Los administradores pueden responder preguntas sobre el presupuesto, capacitación, planes de estudios y leyes federales y estatales como Ley de Privacidad y Derechos Educativos de la Familia (FERPA).
  • Los maestros creativos y respetados con sólidas habilidades interpersonales y de manejo de clase pueden brindar información.
  • Otros miembros del personal de la escuela como psicólogos, consejeros, enfermeras escolares, bibliotecarios y conductores de autobuses pueden aportar diferentes perspectivas sobre el acoso.
  • Los padres pueden compartir el punto de vista familiar y involucrar a otros padres en las tareas del comité.
  • Los estudiantes pueden aportar nuevas perspectivas y ayudar a identificar las dificultades reales de la prevención.
  • Otros miembros interesados de la comunidad, como los agentes de la policía, miembros del clérigo, funcionarios elegidos y proveedores de cuidado de salud pueden ofrecer una perspectiva más amplia.

Las principales actividades del comité de seguridad escolar podrían ser las siguientes:

  • Planificar programas de prevención e intervención contra el acoso. Establecer metas mensurables y viables.
  • Implementar trabajos de prevención del acoso escolar. Convocar reuniones frecuentes para mantener el ritmo de trabajo y tratar las barreras.
  • Desarrollar, comunicar y poner en vigencia políticas y normas para la prevención del acoso.
  • Educar a la comunidad escolar sobre el acoso para garantizar que todos comprendan el problema y su papel para detenerlo.
  • Hacer una evaluación del acoso en todas las escuelas y consultar otros datos, como informes de incidentes.
  • Evaluar los trabajos de prevención del acoso escolar y perfeccionar los planes si es necesario.
  • Abogar para que todas las escuelas de la comunidad trabajen en la prevención del acoso.
  • Mantener un esfuerzo continuo.

Este comité no es un foro para discutir el comportamiento de ciertos alumnos en particular. De acuerdo con lo estipulado por la FERPA, esta acción es una violación a la privacidad de los alumnos. También existen consideraciones de FERPA para evaluaciones, especialmente cuando se recopila información personal identificable.

Última modificación del contenido el 28 de septiembre de 2017