Sendero de navegación

  • Imprimir Imprimir
  • Compartir Comparta en Facebook Comparta en Twitter Comparta...

Elija la amabilidad y el aspíritu deportivo, no el acoso

7 de feb. de 2018|Por: Carlos Dunlap, jugador de la NFL con los Cicinnati Bengals y Maureen Perkins, analista de salud pública de la Administración de Recursos y Servicios de Salud y miembro de la junta editorial de StopBullying.gov
Publicado en: Prevención Respuesta

Usted podría pensar que un jugador de la NFL no sabría lo que se siente ser acosado, pero lo hago. Cuando era niño, mis compañeros de clase a veces me fastidiaban o se burlaban del espacio entre mis dientes delanteros. Lo que ellos no sabían es que ese espacio es como una reliquia para mí, algo hereditario, y no lo cambiaría por nada.

Pero el acoso por mi apariencia no se detuvo allí. En la adolescencia, cuando comencé a crecer, mis pies iban en concordancia con mi edad: talle 12 a los 12 años, talle 13 a los 13 años... y así, hasta que mis pies dejaron de crecer a los 16 años y calzaba 16. Dado que no era fácil encontrar calzado tan grande, básicamente tenía unos zapatos negros, unos blancos y unos deportivos para usar, y no los últimos Jordan como los demás niños. Estaba frustrado y lo liberé en el campo; los deportes pueden ser un buen escape para ello.

Por supuesto, todos desean ganar cuando juegan; sin embargo, esa naturaleza competitiva puede hacer que algunos niños tomen decisiones que dejen a otros afuera o se sientan inferiores a los demás. El acoso en los deportes, en el aula o en línea puede hacer que un niño se aísle, y se sabe que ese es un factor de riesgo para el suicidio. La amabilidad y la ética deportiva significan que todos merecen una oportunidad y darse cuenta que hay cosas que importan más que ganar, como las relaciones con los pares. Una victoria puede ser momentánea, pero la amabilidad y la impresión que genera puede durar de por vida.

Carlos Dunap habla con niños sobre su gira antiacoso. Imagen cortesía de la Carlos Dunlap Foundation.
Carlos Dunap habla con niños sobre su gira antiacoso. Imagen cortesía de la Carlos Dunlap Foundation.

Existen ciertas medidas que pueden tomar los entrenadores y las escuelas para prevenir el acoso en los deportes y otros lugares:

  1. Promover un ambiente de equipo. Un equipo unido es como una familia atenta, protectora y cercana, y formar parte de él puede ayudar a disminuir la probabilidad de acoso.
  2. Elogiar la inclusión y el trabajo en equipo. De esta manera, se envía un mensaje claro a todos los jugadores de que esto es a lo que apunta el equipo.
  3. Ser claro sobre los roles, las responsabilidades y las expectativas. La cultura escolar se expande al campo, la cancha o la pista, por lo que los niños deben ser conscientes y comprender las normas y los límites.
  4. Identificar el acoso y los ritos de pago peligrosos. Los entrenadores, los padres y otros directivos deben ser notificados cuando esto ocurre, porque la mayoría de las ligas y grupos presentan normas y valores contra ello; si ellos no lo identifican, los niños deberían ponerlos al corriente.
  5. Hacer que los entrenadores establezcan las pautas y promuevan la inclusión y el espíritu deportivo. Los entrenadores deben crear un entorno seguro y respetuoso que sea un modelo de amabilidad para todos los niños.

Practicar un deporte puede ser una gran forma de desarrollar fortaleza y habilidades, aprender el trabajo en equipo y hacer amistades sólidas. El acoso no tiene lugar en los deportes. Siempre es mejor ser amable, y eso es algo que deberíamos hacer que ocurra en todas las escuelas y equipos.

Si no sabe por dónde empezar, StopBullying.gov es un buen recurso para entrenadores, maestros, padres y todo aquel que desee promover relaciones saludables entre niños. Incluso hay una guía de recursos para líderes en recreación para que entrenadores, instructores, personal de recreación y voluntarios conozcan cómo superar los desafíos para tener un espacio saludable para que los niños jueguen, se relajen y estén sanos.

Visite la Carlos Dunlap Foundation para conocer más sobre su campaña contra el acoso.

Publicación anteriorLa Semana Nacional de Concientización sobre los Trastornos Alimenticios se celebra del 26 de febrero al 4 de marzo de 2018
Próxima publicaciónCiberacoso parte 2: lo que pueden hacer los padres