Sendero de navegación

  • Imprimir Imprimir
  • Compartir Comparta en Facebook Comparta en Twitter Comparta...

Mediciones de desempeño sobre el acoso seleccionadas por 17 estados y jurisdicciones en el programa de subsidio para servicios de salud materno-infantil

9 de dic. de 2015|Por: Michael C. Lu, MD, MPH, Oficina de Salud Materno-Infantil de la Administración de Recursos y Servicios de Salud (HRSA), y Jennifer Allison, PhD, directora del Programa de la Red de seguridad infantil
Publicado en: Prevención

Research confirms what many public health practitioners, educators, parents, and children have long known—that bullying is a serious issue facing our nation.  In October of 2014, HRSA’s Maternal and Child Health Bureau shared its vision to activate support on this important challenge by establishing bullying prevalence as one of 15 new National Performance Measures for the Title V Maternal and Child Health (MCH) Block Grant Program. 

Los siguientes estados y jurisdicciones han aceptado la medición de desempeño sobre el acoso: California, Alaska, Arizona, Nuevo México, Oklahoma, Colorado, Kansas, Florida, Georgia, Virginia Occidental, Pensilvania, Washington DC, Maine, Delaware, Samoa Americana e Islas Marianas del Norte.

El programa de subsidio para servicios de salud materno infantil está disponible para 59 estados y jurisdicciones para que aborden las necesidades de salud de las madres, los bebés, los niños, los adolescentes y las familias. A través de este programa, cada estado y jurisdicción apoya y promueve el desarrollo y la coordinación de los sistemas de cuidado de la salud de calidad para la población de MCH, que se centran en la familia y la comunidad, y que además son adecuados en términos culturales.

En septiembre de este año, los estados y las jurisdicciones seleccionaron 8 mediciones de desempeño nacionales en las que se centrarán, y 17 estados y jurisdicciones seleccionaron la medición de desempeño en cuanto al acoso. Estos estados y jurisdicciones tomarán el porcentaje de jóvenes que sufren de acoso como uno de los indicadores clave en el área de salud y bienestar de la población MCH. La decisión de enfocarse en disminuir el acoso es un gran paso en los esfuerzos multidisciplinarios para prevenir el acoso.

In an effort to inform bullying prevention technical assistance activities for states and jurisdictions, the Children’s Safety Network (CSN) performed a bullying prevention environmental scan. CSN invited state MCH program directors and state Injury and Violence Prevention program directors in all 50 states and the District of Columbia to share perspectives on existing bullying prevention work. Cuarenta y dos estados respondieron. Los resultados son muestra de la enorme participación de los departamentos de salud pública en materia de prevención del acoso como en los desafíos y las oportunidades de disminuir el acoso entre los niños y los jóvenes. A partir de los hallazgos, se destaca lo siguiente:

  • El 57 % de los estados que respondieron indicaron que su agencia de salud pública está comprometida con la prevención del acoso.
  • Las manera de participación más comunes incluyen estas:
    • informar y educar sobre la prevención y responder (el 66 % de los respondientes),
    • ofrecer capacitación y asistencia técnica (63 %),
    • recolectar y divulgar datos sobre el acoso (54 %),
    • diseñar e implementar iniciativas de prevención y respuesta (54 %),
    • permitir la colaboración entre organizaciones relevantes y profesionales (50 %), y
    • financiar programas locales (50 %).

In addition, HRSA has partnered with several public and private sector organizations to support a Consensus Study by the Institute of Medicine to produce expert recommendations which can inform policy, practice and future research on bullying prevention. The resulting report, anticipated in early 2016, will provide guidance on the most promising pathways to improve outcomes for youth involved in peer victimization.

Mientras la respuesta global pasa de la etapa de concientización sobre el acoso a la etapa de catalización de las medidas en materia de prevención, la función de los programas MCH también está lista para evolucionar. Los programas MCH tienen la oportunidad de equilibrar las asociaciones actuales y construir nuevas alianzas para poder facilitar la colaboración a nivel estatal y así implementar políticas y prácticas efectivas que protejan a todos los jóvenes involucrados en el acoso. HRSA y la Red de seguridad infantil esperan poder apoyar a los estados y las jurisdicciones en sus iniciativas para abordar este preocupación urgente en el área de la salud pública.

Publicación anteriorEl acoso puede darse en cualquier lugar: en línea y fuera de línea
Próxima publicaciónHacer participar a las comunidades en la prevención del acoso